Colabora con nosotros

Necesitamos tu colaboración, ayúdanos mediente una donación o hazte socio de Juntos Contra el Párkinson. Te necesitamos.

Párkinson

¿Qué es el párkinson?

 

El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa bastante común. Lo de “neuro” se refiere a las neuronas, claro está; es decir, al cerebro. «Degenerativa» significa que la enfermedad va a más y no se cura. Si te toca, estará contigo para el resto de tu vida. Pero nadie se muere de párkinson, y con las medicinas que existen y con la ayuda de otros tipos de tratamientos complementarios se puede mantener una calidad de vida muy aceptable.

Síntomas

La enfermedad empieza poco a poco, y puedes estar un año o incluso varios sin que los médicos se den cuenta de lo que te ocurre. Al principio, te pasan cosas como notarte cansado, o temblor en las manos; algunos tienen problemas de equilibrio, o dolor en el brazo; las personas de tu entorno a veces se fijan en que tu cara se ha vuelto menos expresiva, o que arrastras los pies al andar y no braceas. Los síntomas varían mucho de una persona a otra y no están exclusivamente relacionados con problemas en el movimiento. A los médicos especialistas, los neurólogos, sí que les resulta fácil reconocer la enfermedad, aunque hay que hacer algunas pruebas clínicas para estar seguro.

El diagnóstico de la EP es fundamentalmente clínico, lo que significa que médico llega a la conclusión de que alguien tiene párkinson basándose en su historia clínica y la exploración física y neurológica de la persona. Actualmente no existe ningún marcador bioquímico que detecte el párkinson.

Los síntomas deben incluir bradicinesia o lentitud de movimientos que se refiere la lentitud en iniciar un movimiento voluntario, con una reducción progresiva de la velocidad y la amplitud de acciones repetitivas) y, además, al menos uno de los siguientes:

Temblor de reposo
Rigidez muscular
Inestabilidad postural

Por tanto, la falta de temblor en reposo no excluye el diagnóstico. De hecho el 30% de los pacientes no tienen temblor.

Existen otros criterios diagnósticos adicionaes. Se requiere la presencia de al menos tres de los siguientes para un diagnóstico definido:

• Comienzo unilateral de los síntomas (en un solo lado del cuerpo).
• Asimetría persistente con mayor afectación en el lado en el que comenzaron las alteraciones.
• Buena respuesta al tratamiento con levodopa.
• Respuesta a la levodopa por más de 5 años.
• Curso progresivo.
• Evolución clínica durante 10 años o más.
• Hiposmia (afectación de la capacidad para percibir olores).
• Alucinaciones visuales (percepciones visuales que ocurren en ausencia de un estímulo).

¿Qué tratamientos tiene el párkinson?

Ya hemos dicho que, por ahora, no hay cura para el párkinson. El tratamiento que te pondrá tu neurólogo es para mejorar los síntomas y hacer que puedas llevar una vida activa durante mucho tiempo. El párkinson es una enfermedad muy distinta de una persona a otra, por eso existen gran cantidad de fármacos diferentes. Los neurólogos tienen que elegir los más adecuados para cada paciente, y sustituirlos si no te van bien o dejan de hacer efecto. Una de las sustancias más comunes para tratar el párkinson es la levodopa; se descubrió en los años 60 y fue la primera que resultó efectiva para reducir los síntomas de la enfermedad. Existen otros tratamientos aparte de las pastillas: por ejemplo, hay a quien le ponen un pequeño implante en el cerebro. Se está investigando mucho y continuamente surgen nuevas posibilidades. Merece la pena probar con las terapias de rehabilitación: fisioterapia, musicoterapia, logopedia,…

Contribuyen a paliar muchos de los problemas que tienen los pacientes, y que no son sólo del movimiento; la enfermedad puede afectar a la memoria, el habla, la expresión facial. Los psicólogos también ofrecen ayuda.

¿Quieres más información?

Si uno no tiene mucha experiencia con internet, al ponerse a buscar información sobre tratamientos, corre el riesgo de caer en manos de desaprensivos que ofrecen tratamientos basados en pseudomedicinas que no tienen ningún respaldo científico. Por ello es muy importante atenerse al tratamiento que nos manda el neurólogo y ante cualquier duda consultar con este especialista.

Para una información sobre el párkinson breve y asequible consulta esta página y este documento, ambos de la Federación Española de Párkinson.

También puedes ampliar la información en los siguiente enlaces que contienen información fiable:

Noticias

Conoce todas las novedades sobre el párkinson y el trabajo de la Asociación Juntos Contra el Párkinson.